martes, 3 agosto 2021
InicioArtículosCrusader Kings 3: Una cuestión de accesibilidad

Crusader Kings 3: Una cuestión de accesibilidad

Es habitual pensar en los juegos de estrategia histórica como propuestas densas. Interfaces llenas de menús, decenas de botones cuya funcionalidad desconocemos de buen principio y un desconcierto generalizado durante los primeros minutos y horas de juego. No es una faceta inmutable del género, por supuesto, y obras como Sid Meier’s Civilization saben limitar a la mínima expresión el rango de acciones del jugador en los primeros instantes de las partidas para, poco a poco, ir desgranando sus sistemas y explicando su complejidad.

Sin embargo, es común encontrarse en estos títulos con varias de estas características. La complejidad de mecánicas, dinámicas y sistemas que presentan estas obras es necesaria para poder garantizar esa infinidad de resoluciones que tanto fascinan a los seguidores del género, pero al mismo tiempo actúan como una gran barrera de entrada para nuevos jugadores. Paradox Interactive, compañía especializada en los juegos de estrategia, es consciente de estas dificultades, y para su nueva obra, Crusader Kings 3, ha tomado una serie de medidas para allanar, más que nunca, el proceso de entrada a nuevos jugadores.

Prefacio: Crusader Kings 2

Crusader Kings 2 (abreviado, CK2), el antecesor de la obra que nos ocupa, salió al mercado en noviembre de 2012. Por aquel entonces, Paradox Interactive era una compañía de 45 trabajadores. Ocho años más tarde, la desarrolladora sueca cuenta con más de 400 empleados, dos estudios en Estocolmo y Umeå y un tercero que abrirá este 2020 en Barcelona. Buena parte de este crecimiento se explica a través del éxito de CK2, que año tras año fue registrando mejores números que en el anterior, tal y como cuentan sus desarrolladores en este reportaje de USGamer.

Con todo, el juego fue un éxito entre los seguidores de la estrategia histórica, pero mantiene las altas barreras de entrada que caracterizan parte del género. CK2 cuenta con un tutorial basado en el Reino de León y pequeñas pistas que van apareciendo a medida que juegas, pero es fácil sentirse abrumado por la cantidad de opciones a nuestra disposición.

Es por eso que, anticipando la llegada de Crusader Kings 3 (CK3), en octubre de 2019 Paradox Interactive anunció que desde ese mismo día CK2 se convertiría en un juego free to play. Tras ocho años de vida y más de una decena de expansiones de contenido y nuevas mecánicas (las cuales siguen siendo de pago), Paradox abrió Crusader Kings a todo el mundo, esperando generar un repunte de interés para su próxima entrega. Junto a ella se incorporó al título el Viaje del monarca, un modo de juego en el que nos proponen empezar una partida con varios personajes escogidos por el estudio, con una serie de objetivos a cumplir en ella. Esta nueva modalidad, si bien no incorpora cambios drásticos, ayuda a empezar a esos nuevos jugadores que hayan sentido curiosidad por la saga.

Crusader Kings 2 Viaje del Monarca
El Viaje del Monarca, la modalidad de juego añadida en Crusader Kings 2 para guiar al jugador, bien resaltada en la pantalla de inicio del juego

La campaña de promoción: una oportunidad divulgativa

El anuncio oficial de Crusader Kings 3 llegó en octubre de 2019 durante la PDXCON 2019, el mismo evento en el que CK2 se convirtió en free to play. Durante los 11 meses entre anuncio y lanzamiento del título, Paradox desarrolló su estrategia de promoción del juego con dos perspectivas paralelas: explicar a los fans qué cambiaba y aportaba de nuevo CK3 y atraer a un nuevo grupo de seguidores.

Para los primeros, la empresa sueca apostó por la misma técnica que lleva utilizando desde hace años con sus nuevos juegos y expansiones: los Dev Diaries o diarios de desarrollo. Estamos hablando de actualizaciones de periodicidad normalmente semanal en las que algún miembro del equipo de desarrollo explica una faceta concreta del título en cuestión. Crusader Kings 3 recibió un total de 40 diarios de desarrollo en este tiempo, publicados al mismo tiempo en la página web de Paradox Interactive y en el foro de la compañía, donde se daba la oportunidad a los seguidores de comentar las novedades y lanzar sus dudas a los desarrolladores, una selección de las cuales eran contestadas y recogidas en un mismo artículo de FAQ, que cuenta con más de 440 preguntas recopiladas.

Crusader Kings 3 Dev Diary 38 Legacies Showcase

Con estas actualizaciones semanales y su correspondiente interacción con la comunidad, a la que debería sumarse el servidor de Discord oficial dedicado a Crusader Kings, lo que consiguió Paradox fue mantener en constante alerta al fan de la saga y garantizar una conversación sostenida en el tiempo, aunque fuera solamente dentro de un circuito reducido. La segunda parte de la promoción prelanzamiento se centró en el nuevo público potencial, y aquí es donde entra la parte más divulgativa de la comunicación de la empresa, que podemos simplificar en una sola palabra: youtubers.

A poco más de un mes de la fecha de la salida de CK3, Paradox empezó a publicar en uno de sus canales de YouTube una serie de vídeos realizados en colaboración con varios youtubers centrados en juegos de estrategia, tales como One Proud Bavarian, Havoc o Pixelated Apollo. Esta lista de reproducción, titulada “Introducing CK3”, está formada por vídeos que rondaban los cinco minutos en los que los creadores de contenido mencionados explican la información más básica para comprender conceptos claves del juego, como el funcionamiento de los personajes, los vasallos, la religión o la guerra.

El uso de un lenguaje más cercano, la presencia de figuras acostumbradas a tratar con el público, la corta duración de los vídeos y su carácter concentrado ayudan a hacer más llevaderos los conceptos claves para entender el funcionamento de Crusader Kings 3. A estos tutoriales también hay que añadir el gameplay comentado que dos desarrolladores estuvieron transmitiendo de forma semanal por Twitch y posteriormente publicando en el mismo canal de YouTube, en el que se aunaba una actitud divulgativa para explicar cada faceta del juego con el humor y la interacción del público en la partida en cuestión.

Es innegable la cantidad y diversidad de contenidos divulgativos que desde Paradox Interactive han preparado para allanar el camino a los nuevos llegados a la franquicia. Y, sin embargo, una duda resalta con luz propia: ¿Llegarán realmente estos contenidos a los nuevos usuarios? ¿O terminarán siendo una vez más café para los más cafeteros? Lo cierto es que apenas ha pasado una semana respecto al lanzamiento del juego y no lo sabremos hasta que pase más tiempo, pero lo que sí es seguro es que estos contenidos seguirán estando en línea para ser consultados en cualquier momento.

La revolucionaria interfaz de Crusader Kings 3

Habiendo visto hasta ahora cómo CK2 preparaba la llegada de su sucesor y toda la campaña divulgativa durante los meses previos al lanzamiento, ahora con el juego en nuestras manos nos queda observar lo más importante: cómo guía Crusader Kings 3 a los recién llegados.

Crusader Kings 3 Nueva Partida 867 Vikings
Este escenario os resultará familiar si sois seguidores de la serie Vikings 😉

Esta es la pantalla que podemos observar al iniciar una nueva partida en CK3. Existen dos escenarios distintos en los que empezar, el año 867 y el 1066, pero a diferencia de CK2, donde se nos mostraba el mapa entero con algunos gobernantes recomendados en un lateral, esta nueva entrega apuesta por separar ambos años en varias pestañas y centrar mucho más la atención a los personajes destacados. Por supuesto, siempre podemos jugar con cualquier personaje que queramos, pero al igual que el tutorial, ambas opciones se relegan a los márgenes de la pantalla.

La disposición de los elementos en pantalla deja clara una cosa: cómo CK3 ubica a sus personajes como eje central de su jugabilidad, de forma todavía más notable que en su predecesor. Pero viendo esta pantalla podemos pensar que el tutorial está algo escondido para nuevos jugadores, ¿no? Lo cierto es que cuando entramos al juego por primera vez nos salta una ventana en la que se nos insta a jugar el tutorial antes que nada, así que la ubicación del mismo en esta pantalla está pensada para jugadores que ya lo han superado (o que han optado por ignorarlo).

Pero entremos de lleno en el tutorial, que en un juego de estrategia como Crusader Kings 3 es imprescindible para ubicar a nuevos jugadores. En él controlaremos al Gran duque Murchad mac Donnchad de Munster, elección que no es baladí. Ya en CK2 se recomendaba empezar como gobernante en Irlanda para aprender las dinámicas del juego, ya que se trata de una zona sin grandes amenazas y con vecinos de un tamaño similar, con lo que es relativamente asequible progresar en ella.

Crusader Kings 3 Tutorial Irlanda

Vale, muy bien, pero ¿qué nos enseña el tutorial? Pues se trata de un viaje de lo general a lo particular. Empieza haciéndonos comprender las herramientas básicas de navegación: cómo funciona el mapa, cómo movernos por él y cómo leer los mensajes en pantalla. A continuación nos explica qué son los títulos y los señoríos, cómo funcionan las relaciones entre gobernantes y vasallos, cómo afectan las habilidades, rasgos y opiniones de los personajes, cuáles son los recursos básicos…

Hay mucha tela por cortar, y el tutorial intenta hacer un buen trabajo para intentar afianzar esos conocimientos en la mente de los nuevo llegados, pero sigue siendo fácil perderse. Y es por esto que el gran avance de Crusader Kings 3 en términos de accesibilidad es la inclusión de los textos resaltados. Esta característica es muy simple: el juego está lleno de texto, y algunas de estas palabras están resaltadas en azul. Si colocamos el cursor sobre ellas, se nos abrirá una pestaña emergente con una explicación de ese concepto, que en ocasiones también incluye otros textos resaltados. Dicho de otro modo: el juego nos brinda en todo momento una herramienta simplísima pero muy eficaz para recordarnos los conceptos aprendidos y servirnos de guía en todo momento, pero sin la necesidad de tener que repetir el tutorial o salir fuera del juego para consultar dudas. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

El otro gran elemento a destacar, en lo que a facilitar la comprensión se refiere, es la interfaz del juego. Por una parte contamos con el nuevo mapa por defecto, el cual nos muestra distintos tipos de información en función del zoom que hayamos hecho. No solamente esto, sino que el mapa también es reactivo a nuestra situación actual: nuestro territorio siempre estará marcado a la vista, aunque seamos vasallos de otro reino o imperio, y cuando estemos en guerra también se destacarán los aliados y enemigos de un color determinado, sean o no señoríos independientes.

Como buen juego de estrategia, Crusader Kings 3 está lleno de menús desde los que podremos realizar distintas acciones, y en este sentido también se nota la evolución respecto a CK2. Esta nueva entrega ha reubicado los distintos accesos alrededor de la pantalla, de modo que tenemos a nuestro alcance todo lo necesario y, al mismo tiempo, la interfaz no está tan cargada como en otros títulos del género. Todos los menús se reparten entre la esquina inferior izquierda y la esquina superior derecha de la pantalla, dejando la esquina inferior derecha a los controles de navegación, velocidad de juego y los diferentes tipos de mapas. Y todo ello funciona gracias a la utilización de iconos representativos y a códigos de color para cada uno de ellos.

Finalmente, quedan por comentar los avisos flotantes de la parte superior de la pantalla. Esos rombos actúan a modo de agenda, remarcándonos cuestiones urgentes que deberíamos a tener en cuenta como buscar cónyuge si nuestro personaje no está casado, escoger un estilo de vida o reducir nuestro número de posesiones si estamos excediendo el límite impuesto. También encontramos los Consejos, con un interrogante y fondo morado, que vienen a actuar a modo de lecciones sobre distintos elementos del juego, por si nos hemos saltado el tutorial o hace tiempo que no jugamos.

Estas funciones ya existían en CK2, pero en esta nueva entrega se añade la pestaña de Asuntos, que recoge los diferentes tipos de acciones que podemos (o deberíamos) llevar a cabo en ese momento. Este pequeño submenú, en constante actualización, es una incorporación magnífica tanto para viejos como nuevos jugadores, y ayuda a contestar la pregunta que muchas veces podemos hacernos en estos juegos: ¿Y ahora, qué?

Tarea pendiente: la accesibilidad universal

En términos generales podemos afirmar que Paradox Interactive ha realizado un importante esfuerzo en mejorar la entrada de nuevos jugadores a la franquicia Crusader Kings, con una interfaz y un acompañamiento dentro del juego mucho más agradecidos y decenas de materiales de soporte en internet. Además, como ya viene siendo habitual en los juegos de la compañía, antes de empezar una partida tenemos una gran variedad de opciones para personalizarla con anticipación; no solamente la dificultad en sí (que podemos fijar en Normal, Fácil y Muy Fácil), sino que también nos permite escoger el impacto de las enfermedades en el juego, la velocidad de conversión cultural y religiosa o el equilibrio en la igualdad de sexos, entre varios ejemplos.

Sin embargo, no podemos cerrar este artículo, al que titulamos “Una cuestión de accesibilidad”, sin explorar cómo se adapta Crusader Kings 3 a TODO el público, más allá del horizonte de la dificultad. Y, en este sentido, el trabajo de Paradox Interactive no es tan loable.

El diseño de videojuegos está habituado a crear sus obras teniendo en mente un arquetipo de jugador determinado, pero comúnmente se olvida de la existencia de personas con diversidades funcionales auditivas, motrices, visuales y cognitivas que no pueden disfrutar sus juegos como deberían. Como cita Mark Brown al inicio de cada episodio de la imprescindible serie de vídeos Designing for Disability, los videojuegos son para todo el mundo, de modo que es menester recalcar las lagunas pertinentes también en esta obra.

La personalización de las partidas de CK3 es bastante amplia, pero no podemos decir lo mismo de los ajustes de juego per se. El juego no nos permite reasignar los controles a nuestro gusto, negando así la posibilidad de disfrutar del título a personas que no puedan manejar un ratón de ordenador. Tampoco hay opciones para modificar el texto en pantalla, cambiar o ampliar su fuente, modificar el contraste de la imagen o incorporar una audiodescripción de lo que ocurre en pantalla.

Con todo, Crusader Kings 3 sí que proporciona la opción de modificar los volúmenes de sonido del juego según su función (Música, Ambiente e Interfaz) e incorpora y permite modificar los retardos de los inputs. También nos da la posibilidad de controlar la velocidad del juego a voluntad y de jugar en modo ventana, algo esencial para hacer compatible la sesión de juego con el uso de teclados virtuales.

Queda mucho camino por recorrer, en términos de accesibilidad, en la industria del videojuego, y Crusader Kings 3 no es más que otro ejemplo de las carencias que todavía hoy existen en la materia. Sin embargo, esto no es excusa: estos últimos años hemos podido ver cómo todo tipo de obras hacían un esfuerzo notable en términos de accesibilidad, desde videojuegos independientes como Celeste hasta títulos de alto presupuesto como The Last of Us 2. Incluso existen sitios web como Game accessibility guidelines dedicados a suministrar recursos para mejorar la accesibilidad de los videojuegos. Muchas veces, garantizar la accesibilidad universal en este medio es más cuestión de conciencia y voluntad que de presupuesto.

Marc Vilajosana Font
Periodista. Ha pasado por eldiario.es, NextN y DeporteyOcio entre otros, y ahora intenta aplicar las clases de periodismo al mundo de los videojuegos.

Más leídos

es_ES